Jesús del Consuelo a su paso por Candelaria
Jesús del Consuelo a su paso por Candelaria

María la penitente
María la penitente

Uno de los días más esperados de la cuaresma es el Quinto Domingo, pues este día se procesiona la Consagrada Imágen de Jesús Nazareno de la Caida, de la Aldea San Bartolome Becerra en Antigua Guatemala.

Esta es una pequeña aldea que se encuentra en las afueras de la ciudad de Antigua, pero a pesar del tamaño del templo y de la aldea de aquí sale uno de los cortejos procesionales con mayor cantidad de devotos y con mayor recorrido en la cuaresma y semana santa en Antigua.

A este cortejo también se le llama la “procesión de la capital” en Antigua, pues la mayoría de los devotos que participan viajan desde la Ciudad Capital para poder participar en él.   A pesar de esto, se vive ese misticismo caracteristico de las procesiones de Antigua, ciudad que se vuelve pequeña para recibir la gran cantidad de personas que llegan este domingo con ocasión de la procesión.

Este año la cantidad de tandas o turnos fue mayor, lo cual evidencia que cada vez son más los fieles devotos que veneran a tan preciosa imágen.  Quizás esto se deba a la belleza de esta imágen, que simbolíza el momento en que Jesús cayó al suelo debido al cansancio y al peso de la cruz, pero más que la belleza de la talla, pienso que este aumento en la devoción a Jesús de San Bartolo se debe a eso que la imágen expresa, y es ver a nuesto Redentor caer debido al peso de nuestros pecados, de nuestras faltas y de nuestras desobediencias.  Ver a Jesús de rodillas me hace meditar sobre la humildad de este Dios que se hizo Hombre y que a pesar de ser omnipotente y todo poderoso eligió convertirse débil y mortal para por medio de esta acción librarnos de ese pecado que tanto seguimos y que nos aleja muchas veces de sus caminos.

Esta procesión para mi es bastante especial, pues el tener la oportunidad de llevar en hombros a esta preciosa imágen me hace meditar sobre todo ese sufrimiento que Cristo tuvo que pasar por mi, y cuántas veces he provocado con mis pecados, con mis mentiras y con mis malas acciones que Él caiga de rodillas al piso, pero a pesar de eso su amor es tan grande que vuelve a ponerse de pie para seguir llevando esa cruz que yo debería estar cargando.

La cuaresma casi llega a su fin y es por medio de estas devociones que Dios nos permite acercarnos más a Él y así poder meditar sobre su pasión y principalmente permitir que Él entre en nuestro corazón y así nos ayude a resucitar hacia su amor y su bondad.

Jesús de San Bartolo

Jesús de San Bartolo

El segundo domingo de cuaresma es el domingo de la Consagrada Imágen de Jesús Nazareno de la Justicia, que sale del Templo de El Calvario, en la 18 Calle Zona 1.

Este año se hizo el estreno de una nueva anda de 127 brazos, la cual es ahora propia para esta procesión, pues en años anteriores se utilizaba un anda de 90 que es la que se utiliza para la Santísima Virgen de la Solidad el día viernes santo.

Considero que no existe la necesidad de un anda tan grande para esta procesión, pues si bien es cierto hay buena afluencia de cargadores pero debido al extenso recorrido del cortejo para cada cargador hay dos turnos. Esto pone en evidencia que es mayor la oferta que la demanda de turnos, además que en varios turnos era común ver brazos vacíos en el anda. Otro punto a tomar en consideración es que teniendo un anda de esas dimensiones se hace mucho más difícil el maniobrar en algunos cruceros, además que se necesita una mejor planificación sobre dónde pasará el cortejo, pues este año se evidenció que hubo falta de previsión por parte de la hermandad en cuanto a la altura y cantidad de cables del tendido eléctrico en varias cuadras por dónde pasó el cortejo, pues hubo necesidad de ser bajada el anda a brazos varias veces.

Una muestra de esto fue el turno 24, en el cuál yo iba cargando, de la Av. Elena hacia la 1a. Av. sobre la 3ra. Calle, en dónde el tendido eléctrico era demasiado bajo, y se tuvo que caminar varios metros con el anda en brazos.  Debido al cansancio que esto provoca, al peso del anda y a la posición incómoda por el nivel tan bajo al que llegó el anda,  fue imposible sacar las fuerzas suficientes para lograr elevar de nuevo el anda a la altura de los hombros, por lo que en dos ocasiones el anda tocó el suelo.   Esta fue una situación en la que nunca, en mis 15 años que tengo de cargar, había vivido: la angustia y el miedo que por ocasiones se sintió de ver que el anda se venía sobre nosotros, además del disgusto y enojo que me provocó escuchar ciertos comentarios inapropiados que a gritos nos hacían llegar algunos celadores de la hermandad mientras el anda se iba para el suelo.   Esto sin contar los daños en el hombro y brazo derecho que esto me provocó.

No veo realmente la necesidad de poner a cargadores y devotos, así como a los mismos miembros de la hermandad en un riesgo como este, en el que la misma integridad física y hasta la vida misma de los que participan se pone en riesgo.  Se debe tener en cuenta también que las hermandades son las responsables de minimizar este tipo de riesgos, pues hay que tener conciencia que en cualquier cortejo procesional se corren ciertos riesgos, pero este segundo domingo debido a la falta de previsión y planificación esos riesgos se potencializaron a un nivel más alto.

Hay que meditar también la razón verdadera por la que se hacen estas cosas, pues en lo personal pienso que por momentos se tiende a confundir la devoción con el sensacionalismo y la vana gloria.

Jesús Nazareno de la Justicia

Jesús Nazareno de la Justicia

El mes de Marzo de este año 2009, inició con la procesión de velación de Jesús Nazareno del Consuelo del Templo de la Recolección.  En lo personal es esta la imágen con la que más me identifico, pues desde niño siempre me gustó ir a ver la procesión del Sábado del Consuelo.

Este año a pesar que el primer domingo me encontraba con quebrantos de salud, ese no fué impedimento suficiente para que no fuera por la mañana a hacer la cola para comprar mis turnos para la semana santa, y mucho menos para que estuviera aunque sea un rato acompañando la procesión de velación de Jesús del Consuelo, sobre todo porque el año pasado debido a compromisos de trabajo tuve que viajar el viernes de dolores hacia Quetzaltenango, lo que no me permitió poder estar en la procesión del Sabado del Consuelo, así que este año espero en Dios poder acompañar a Jesús del Consuelo durante su recorrido procesional.

Jesús del Consuelo

Jesús del Consuelo

Jesús del Consuelo, al paso por el Tribunal Supremo

Jesús del Consuelo, al paso por el Tribunal Supremo

La procesión de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Rescate, del Templo de Santa Teresa, poco a poco se perfilado también como una de las grandes de la Semana Santa.

Tengo pocos años de participar en esta procesión (3 años) debido a que también el miércoles santo sale la procesión de mi parroquia, pero en los últimos años he apartado un pequeño lapso de tiempo para poder cargar justo mi turno y luego retornar a mi barrio.

Algo que me gusta de esta procesión es la gran cantidad de personas que asisten al paso de la misma.  También me gustan mucho las alegorías que utilizan en las andas, tanto de Jesús Nazareno como de la Virgen de Dolores, pues los adornos por lo general son del estilo tradicional, y siempre catequizan de una forma sencilla y fácil de comprender.

El Miércoles Santo trae muchos recuerdos de mi niñez, de cuándo ayudaba a mi abuela y mi mamá realizar la alfombra para el paso del Nazareno, y es que vivo a unos cuantos metros de la Parroquia San Cristóbal Zona 11, en dónde tengo el gusto de servir y dónde cada Miércoles Santo sale en procesión la Venerada Imagen de Jesús Nazareno de los Desamparados y la Santísima Virgen de Dolores.

Esta imagen fue recibida hace algunas semanas de vuelta en nuestro templo, debido a que había estado fuera aproximadamente seis meses por trabajos de restauración y este Miércoles Santo recién pasado fue la primera procesión luego de la bienvenida que se le hiciera hace algunas semanas.

Como ya es tradición en mi familia, este año también realizamos una pequeña alfombra al frente de mi casa, pues la imagen del Nazareno pasa frente a mi casa justo luego de salir del templo.

Una característica de esta procesión es que se reza el Santo Viacrucis en el recorrido y que las andas del Nazareno y de la Dolorosa salen en direcciones opuestas del templo, teniendo cada una un recorrido diferente hasta que aproximadamente dos horas después de que sale la procesión se encuentran ambos, justo como lo dice el paso del viacrucis. Este es un momento bastante emotivo, ya que las dos andas son puestas una frente a otra mientras que se toca la Granadera, para luego ya continuar el recorrido como es acostumbrado, Jesús frente a María.

Esta es la procesión de mi barrio, que me trae muchos recuerdos y dónde tengo el gusto de poder cargar a las imágenes que desde niño he visto pasar al frente de mi casa. Espero que quienes aún no han tenido oportunidad de presenciar esta procesión puedan hacerlo en los años próximos.

He tenido la oportunidad de asistir a esta procesión pocas veces, tal vez desde hace unos tres años, y en este corto tiempo he visto un gran cambio en la misma, tanto en cuanto al orden y a la cantidad de devotos que cada vez son más en sus filas y en las aceras para esperar el paso del Nazareno.

Gracias al esfuerzo de Monseñor Gonzales Iriarte este cortejo se esta perfilando para ser otro de los grandes de la Samana Santa, con la bella Imagen de Jesús Nazareno de la Indulgencia, o ahora también conocido como de las Tres Gracias. Nunca he podido cargar en este cortejo, pero espero en Dios el próximo año poder hacerlo.

Una particularidad de esta procesión es que el anda que porta a la Santísima Virgen va delante del anda de Jesús, cosa que no estoy muy seguro porqué se da, aunque supongo que debe ser porque debido a que en años anteriores acompañaban pocos devotos, quedaban muy pocas personas acompañando a la Virgen, aunque como he dicho, esto esta empezando a cambiar y ahora se pueden ver más fieles acompañando estas hermosas imágenes de pasión.

Quiero felicitar a los miembros de la Hermandad de Jesús Nazareno de las Tres Gracias y de la Santísima Virgen de Dolores del Templo de las Beatas de Belén, y en especial a Monseñor Gonzales Iriarte por todo el amor y el esfuerzo que han puesto en los últimos años por difundir la devoción a estas imágenes y por todo el trabajo que han realizado y que se ve fructífero en esta procesión de cada Martes Santo.

Todos los Martes Santo en horas de la mañana sale del Templo de Nuestra Señora de las Mercedes la procesión denominada de “La Reseña” con la Imagen de Jesús Nazareno de la Merced, como preámbulo a su ya centenaria procesión del Viernes Santo por la mañana.

Una característica de esta procesión es que el anda sale del templo sin ningún adorno, y los fieles se encargan de ir llenando el anda con flores que ofrecen al Nazareno.  Esta procesión tiene un recorrido bastante pequeño, y me gusta mucho porque se caracteriza por el orden y la espiritualidad en su recorrido.

La imagen de Jesús Nazareno de la Merced es una de las más antiguas y más bellas con las que se cuenta en Guatemala, según dice la leyenda una monja pidió a Jesús poderle conocer tal y como fue físicamente cuando vivía, y Jesús le respondió en un sueño que fuera a la Iglesia de la Merced a ver la imagen de Jesús de la Merced.

El Lunes Santo la Procesión de Jesús Nazareno de las Tres Potencias sale de la Parroquia de la Santa Cruz, que se encuentra entre el límite de la zona 6 y la zona 1 de la Ciudad Capital, y recorre varias calles de estas dos zonas. Aunque tengo pocos años de participar como cucurucho en este cortejo, le he llegado a tomar bastante cariño, quizás porque es un cortejo relativamente pequeño en cuanto al tamaño de sus andas y también se vive con mucha espiritualidad su recorrido. Esta procesión me hace imaginar y tener una idea de cómo eran los cortejos de principios del siglo pasado, quizás por lo bello de sus andas y por la belleza de la imagen de Jesús de las Tres Potencias, que muestra en su rostro el sufrimiento de un Cristo cansado, pero entregado con mucho amor.

Un momento bastante especial en el recorrido de este cortejo es en el paso frente a lo que ahora es el Archivo General de la Nación o la Biblioteca Nacional, pues antiguamente en este lugar se encontraba la Escuela de Cristo donde antiguamente se encontraba esta imagen y por ordenes de Justo Rufino Barrios a finales del Siglo XIX la congregación de monjes filipinos fue literalmente “echada” de dicho convento para edificar allí un edificio gubernamental. Siempre que el cortejo pasa por ese sector se hace una oración pidiendo perdón a Jesús de las Tres Potencias por haber sido expulsado de su templo, y se toca la Granadera, acto que por lo general me hace derramar más de alguna lágrima.

Creo que el turno que más me causó emotividad esta semana santa fue el que tuve oportunidad de cargar en esta procesión. El turno fue de la 10 av “A” . a la 9av. sobre la 1a. Calle, justo frente al parque Isabel la Catolica, con la marcha “El Duelo de la Patria” que es una bella marcha que dura aproximadamente 15 minutos, y en este turno fue interpretada completa, lo cual hizo de este un muy bello turno, sobre todo tomando en cuenta que esta es una de mis marchas favoritas. Doy gracias a Jesús de las Tres Potencias por un emotivo e inolvidable Lunes Santo, y espero en El poder estar el próximo año caminando nuevamente a su lado un nuevo Lunes Santo.

En el ahora ya distante Domingo de Ramos, tuve la oportunidad de acompañar por un año más a Jesús Nazareno de los Milagros, en la majestuosa procesión que cada Domingo de Ramos recorre las calles de la zona 1.

Este año, por cuestiones de trabajo no pude acompañar a Jesús del Consuelo, ni acompañar la procesión de la Burriquita que sale del Templo de Capuchinas el Domingo por la mañana, por lo que estar con Jesús de los Milagros fue para mi el inicio de mi Semana Mayor. Esta procesión es de las que tienen mayor afluencia de cargadores, y tiene un recorrido de aproximadamente 17 horas, aunque este año fue aún más debido a un retraso en el cortejo lo cual hizo que el mismo ingresara al templo ya en la madrugada del Lunes Santo.

Es especial para mi poder estar en esta procesión pues mi mamá me cuenta que antes que yo naciera ella tenía problemas para poder quedar embarazada, y un domingo de ramos le pidió a Jesús de los Milagros que le diera la oportunidad de tener un hijo y que cuando creciera lo llevara en hombros, y luego de veinte y tantos años de eso, aquí estoy con muchos recuerdos y varios turnos que guardo con mucho cariño de la procesión de Jesús de los Milagros. Este año tuve la oportunidad de cargar el turno 90, por la 1 av. entre 5ta. y 4ta. Calle, pero luego de eso el Señor me dio la oportunidad de llevarlo en hombros una vez mas a pocas cuadras de que ingresara el cortejo, justo en el Callejón del Judío, aproximadamente a las 2 de la madrugada del Lunes. A pesar que la procesión tuvo un retraso de casi dos horas y por lo cual llegara a su templo aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, en todo el recorrido y hasta en la entrada cientos de devotos cucuruchos y fieles que esperaban el paso del Nazareno estuvieron en gran cantidad formando parte de este magno cortejo.