Como quién dice nada esta cuaresma esta llegando ya a su fin.  Muchos piensan que la Cuaresma finaliza el sábado anterior a ramos, pero verdaderamente termina el Jueves Santo a medio día, que es cuando inicia el Triduo Pascual.  Pero, para los cucuruchos es precisamente hoy, Viernes de Dolores cuándo la época cambia y el camino cuaresmal parece finaliza para dar paso ya a lo que se conoce como Semana Mayor, y en dónde las actividades en cuánto a procesiones, velaciones y algunas otras actividades penitenciales cobran mayor intensidad.

Recuerdo con nostalgia cuándo estaba escribiendo el primer post de esta cuaresma, y de cómo parecía que todo se había quedado en pausa desde la cuaresma del año pasado y simplemente había continuado al iniciar esta cuaresma.  Ahora, nuevamente todo se queda en pausa.  Ayer por la noche, escuchaba con nostalgia cómo los programas radiales de cuaresma se despedían y hablaban ya de la cuaresma 2011.

Dejo algúnas fotografías del primer y segundo domingo de cuaresma.  Lamentablemente me he quedado sin cámara fotográfica por lo que las fotos son escasas y no de la mejor calidad, pero al fin y al cabo son buenos recuerdos que han quedado del recorrido en esta Cuaresma 2010. Puedes hacer click en las fotografías para ver el álbum completo de fotos.

Primer Domingo de Cuaresma: Velación de Jesús del Consuelo

Jesús del Consuelo

Segundo Domingo: Procesión de Jesús Nazareno de la Justicia


Jesús de la Justicia


Jesús de la Justicia

El segundo domingo de cuaresma es el domingo de la Consagrada Imágen de Jesús Nazareno de la Justicia, que sale del Templo de El Calvario, en la 18 Calle Zona 1.

Este año se hizo el estreno de una nueva anda de 127 brazos, la cual es ahora propia para esta procesión, pues en años anteriores se utilizaba un anda de 90 que es la que se utiliza para la Santísima Virgen de la Solidad el día viernes santo.

Considero que no existe la necesidad de un anda tan grande para esta procesión, pues si bien es cierto hay buena afluencia de cargadores pero debido al extenso recorrido del cortejo para cada cargador hay dos turnos. Esto pone en evidencia que es mayor la oferta que la demanda de turnos, además que en varios turnos era común ver brazos vacíos en el anda. Otro punto a tomar en consideración es que teniendo un anda de esas dimensiones se hace mucho más difícil el maniobrar en algunos cruceros, además que se necesita una mejor planificación sobre dónde pasará el cortejo, pues este año se evidenció que hubo falta de previsión por parte de la hermandad en cuanto a la altura y cantidad de cables del tendido eléctrico en varias cuadras por dónde pasó el cortejo, pues hubo necesidad de ser bajada el anda a brazos varias veces.

Una muestra de esto fue el turno 24, en el cuál yo iba cargando, de la Av. Elena hacia la 1a. Av. sobre la 3ra. Calle, en dónde el tendido eléctrico era demasiado bajo, y se tuvo que caminar varios metros con el anda en brazos.  Debido al cansancio que esto provoca, al peso del anda y a la posición incómoda por el nivel tan bajo al que llegó el anda,  fue imposible sacar las fuerzas suficientes para lograr elevar de nuevo el anda a la altura de los hombros, por lo que en dos ocasiones el anda tocó el suelo.   Esta fue una situación en la que nunca, en mis 15 años que tengo de cargar, había vivido: la angustia y el miedo que por ocasiones se sintió de ver que el anda se venía sobre nosotros, además del disgusto y enojo que me provocó escuchar ciertos comentarios inapropiados que a gritos nos hacían llegar algunos celadores de la hermandad mientras el anda se iba para el suelo.   Esto sin contar los daños en el hombro y brazo derecho que esto me provocó.

No veo realmente la necesidad de poner a cargadores y devotos, así como a los mismos miembros de la hermandad en un riesgo como este, en el que la misma integridad física y hasta la vida misma de los que participan se pone en riesgo.  Se debe tener en cuenta también que las hermandades son las responsables de minimizar este tipo de riesgos, pues hay que tener conciencia que en cualquier cortejo procesional se corren ciertos riesgos, pero este segundo domingo debido a la falta de previsión y planificación esos riesgos se potencializaron a un nivel más alto.

Hay que meditar también la razón verdadera por la que se hacen estas cosas, pues en lo personal pienso que por momentos se tiende a confundir la devoción con el sensacionalismo y la vana gloria.

Jesús Nazareno de la Justicia

Jesús Nazareno de la Justicia

La Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de la Justicia recorrió nuevamente las calles del centro de la Ciudad de Guatemala en esta procesión del segundo domingo que durante los años ha ido incrementando tanto su recorrido como la cantidad de fieles que la acompañan y esperan. Me ha sorprendido mucho el número de fieles que estuvieron a la espera del paso del Nazareno, haciendo que por momentos, me sintiera en los días grandes de la semana santa al ver aquellas calles repletas de devotos y el tráfico del Centro Histórico totalmente detenido ante el paso de la bella imagen del Templo del Calvario. Recuerdo cómo hace ya más de 12 años cargué por primera vez en esta procesión, la cual en aquella época salía a las tres de la tarde y realizaba un pequeño recorrido por la primera avenida hasta llegar al Santuario de Guadalupe, para después llegar al Parque Central y luego regresar por toda la sexta avenida y así retornar a su templo en horas de la noche.


Haz click en la imagen para ver Album

“Este es mi hijo amado, escuchadlo” era el mensaje que se podía leer en la alegoría del anda, basado en el pasaje de la transfiguración de Jesús y el cuál fue el mensaje del Santo Evangelio de este segundo domingo. En este se nos invita a reconocer a Cristo como Hijo de Dios y a pesar de las dificultades que tengamos en nuestra vida podamos reconocer la divindad de nuestro Señor en todo momento, y de esta manera alcemos siempre nuestra mirada, desde lo más profundo de nuestro dolor, hacia el monte Tabor y podamos ver la imagen resplandeciente y bella de Nuestro Salvador. La bella imagen de Jesús Nazareno de la Justicia (obra atribuida al artista Juan Lanuza) me hace meditar sobre la misericordia de Dios, pues su rostro evoca en mí la imagen de un padre que sabe de la debilidad de sus hijos y que con amor entrega su propia vida para que sus hijos no sufran a causa de sus errores.


Haz click en la imagen para ver Album


Haz click en la imágen para ver álbum

La procesión de la Consagrada Imágen de Jesús Nazareno de la Justicia del Templo del Calvario recorrió el Centro Historico el pasado Segundo Domingo de Cuaresma. Desde las 9 de la mañana la procesión salió del templo bajo una leve llovizna y clima frío, que por momentos me hizo sentir como si se tratara de algúna procesión de velación en el més de Septiembre u Octubre. Gracias a Dios, lo que parecía ser un día bastante frío y de constante lluvia, cambió, y aunque el frío solamente cesó un poco, ya no hubo necesidad de resguardar la imágen bajo la capa de nylon que se suele utilizar para cubrirla (no solo en está procesión) del agua. Cabe mencionar que esta es la segunda procesión con recorrido más largo durante la cuaresma (tomando en cuenta que la procesión de Jesús del Consuelo sale el sábado anterior a ramos, por lo que aún es parte de la cuaresma) y también la segunda con mayor cantidad de brazos en sus andas (90). Durante el recorrido hubo turnos también para damas y no solo para hombres, por lo que también las devotas tuvieron la oportunidad de cargar en hombros las andas procesionales. Tengo buenos recuerdos de esta procesión, pues después de haber cargado en las procesiones infantiles de la Recolección y del Niño de la Demanda en la Merced por varios años, el primer año en el que cargué en procesiones ya grandes fue precisamente en la procesión de Jesús de la Justicia el segundo domingo y de Jesús del Consuelo el sábado anterior a ramos.

Justo el primer día de la Cuaresma, el día en que la Iglesia nos hace recordar nuestra fragilidad y nuestra pequeñez; cuando un nuevo camino empieza y somos marcados con la santa cruz en nuestra frente para recordar que debemos caminar en penitencia y ayuno para preparar nuestras almas para poder celebrar una pascua más, un tremendo gozo me invade; no porque me guste ver sufrir a nuestro Señor, sino que me hace sentir tan amado y tan querido por nuestro Padre Bueno.

Miercoles de Ceniza y el simbolo de la cruz marcada en mi frente me hace sentir comprometido con el servicio hacia la iglesia. Doy gracias a Dios por poner sus ojos sobre mi y haberme escogido para conocerle.

Luego de haber recibido la ceniza y haber vivido la Santa Eucaristía he asistido a la primera procesión de esta Cuaresma, la procesión penitencial de la C.I. de Jesús Nazareno de la Justicia del templo del Calvario. El sonido del clarín que en cada esquina con tono melancolico y triste interpreta las notas del “toque del silencio”, el marcar del paso por los tradicionales bombos del Calvario, el sonar del tzijolaj, el pito y el rezo del santo ViaCrucis, dieron una atmosfera espiritual y de oración en el recorrido de la procesión. Sin banda, sin mucho adorno y en una pequeña anda -diferente a las andas monumentales a las que esta uno acostumbrado a ver en las procesiones del Calvario- la figura del Nazareno sobresale con una túnica sencilla. Su serena mirada me hace meditar acerca de cuánto he sido responsable de haber causado tanto dolor y sufrimiento… Definitivamente la principal plegaria para esta Cuaresma debe ser la conversión y el crecimiento de la fé.